Clipchamp es un editor de vídeo online gratuitoPruébalo gratis
Compartir esta publicación
Compartir en redes sociales

Convertir vídeos a MP4 para compatirlos más rápido en las redes sociales

tl;dr

Si quieres compartir vídeos online y evitar largas esperas mientras se cargan, pero también quieres asegurarte de que tus seguidores vean una versión de alta calidad de tu grabación, la mejor manera de hacerlo es convertir el vídeo de entrada a MP4 (con el códec de vídeo H.264 o VP8 y audio AAC u Ogg/Vorbis). Clipchamp te ayuda a hacerlo mediante sus opciones de salida “Optimizado para móvil” u “Optimizado para la web” de 720p o 1080p y el ajuste “alta calidad”.


La lectura más larga

El vídeo, si se utiliza como parte de una estrategia digital más completa, es una herramienta eficaz para generar oportunidades de negocio, enganchar al cliente, crear marcas y el SEO. Por lo tanto, compartir vídeos en las redes sociales es fundamental para la estrategia de marketing digital de muchas empresas, por ejemplo en el sector inmobiliario.

Pero subir archivos de vídeo a las redes sociales puede ser frustrante y engorroso. Después de haber pasado un tiempo considerable grabando y editando el clip que quieres subir a YouTube, Vimeo o cualquier otro servicio para compartir archivos, subir el archivo debería ser un último paso rápido.

En cambio, a menudo lleva mucho tiempo debido al gran tamaño de los archivos y a otros factores que pueden afectar a la subida del vídeo, tal como se explicó en un artículo anterior.

YouTube-upload-progress

Por suerte, hay una solución sencilla para este problema: convertir los vídeos a MP4 y reducir su tamaño durante el proceso antes de subirlos a las redes sociales. Esto te ahorrará horas en la gran mayoría de los casos.

Es importante señalar que reducir el tamaño de los archivos puede afectar negativamente a la calidad de la imagen de algunos vídeos si ya han sido codificados con un códec de vídeo moderno como el H.264 y se intenta reducir el tamaño un poco más.

Sin embargo, en la mayoría de los casos todavía hay suficiente margen de maniobra para convertir y comprimir el vídeo sin que se note la diferencia entre la versión original y la convertida.

En caso de duda, siempre vale la pena probar la conversión (por ejemplo, con nuestra aplicación web gratuita Clipchamp) y comparar el vídeo de salida con el original para decidirte; mira a continuación un ejemplo que grabé a finales del año pasado.

Vídeo original (rodado con una Canon 7D) Vídeo convertido a MP4

Creo que no notarás ninguna diferencia de calidad entre los dos ejemplos. Sin embargo, si notas que hay diferencia entre tus vídeos, pero apenas tiene importancia,  seguramente lo compensará el tamaño mucho más pequeño del archivo convertido que evitará que tengas que pasar un tiempo interminable esperando a que se suba.

Otro método que eligen algunos de nuestros usuarios es reducir la resolución de su vídeo de 1080p a 720p al convertirlo a una configuración de muy alta calidad. Esto reducirá el tamaño total del archivo debido a la menor resolución, aunque la calidad de la imagen seguirá siendo alta, y compartir el vídeo en HD en lugar de Full HD es “suficientemente bueno” en muchos escenarios.

Así ocurre especialmente cuando quieres compartir el vídeo en las redes sociales directamente desde tu cámara o smartphone, donde normalmente se graba en la máxima resolución, fps, tasa de bits y configuración de calidad posible, mediante un códec que no está optimizado para el tamaño de archivo más pequeño y la más alta calidad de imagen.

También ocurre cuando se usan equipos de grabación de alta calidad y herramientas de edición profesional en las que el archivo exportado a menudo se puede optimizar un poco más para compartirlo online con mayor rapidez y sin una pérdida notable de calidad.

Aunque quizás quieras conservar el archivo original en tu disco duro para usarlo en el futuro, es buena idea crear una versión comprimida en MP4 HD para poder compartirlo en las redes sociales fácilmente.

Para explicarlo mejor, lo que sucede es que el H.264 codifica los archivos de vídeo de manera mucho más eficiente que la mayoría de los códecs que se usan habitualmente. Incluye una gama de perfiles de calidad que las aplicaciones de conversión de vídeo, como Clipchamp, utilizan en segundo plano para influir en el equilibrio entre el tamaño del archivo y la calidad de la imagen.

mp4-social-media

Este artículo se actualizó el 28/11/2016.

Empieza a crear vídeos con Clipchamp Create de forma gratuita.